Con la sabiduría de que el balance es la clave para un cuerpo, mente y espíritu sano, surgió hace más de cinco años Sanopecado, un proyecto con una original propuesta culinaria donde cada platillo es una invitación a pecar, pero saludablemente. Te contamos por qué este restaurante se está convirtiendo en un imperdible para aquellos que buscan una alimentación equilibrada cargada de sabor y originalidad. Texto: Arcelia Lortia / Fotos: Ana Prado y Cortesía.

 

Sanopecado, un concepto para pecar sin culpa

 

Está inspirado en la cocina natural, esa que no necesita procesos químicos ni conservadores, la que dicen solo se cocina en casa, pues solo ahí, en los hogares, se cuida el origen de cada producto, así como cada paso del proceso.

 

Sanopecado

 

Sanopecado está revolucionando la forma de comer saludablemente, dejando atrás las restricciones de alimentos y porciones, pues sus fundadoras están convencidas de que el cuerpo se llena con nutrientes, no con cantidades.

Cabe aclarar, que sus platillos se caracterizan por sus generosas porciones, la ventaja es que comer aquí garantiza que cualquier elección estará libre de grasas saturadas, azúcares refinados, químicos y conservadores.

 

Un menú lleno de tentaciones saludables

 

Sanopecado

 

Su carta incluye originales ensaladas, bowl, sándwiches, wraps y postres que por su exquisitez y su apariencia tientan a cualquiera, lo bueno es que en este lugar todo ha sido creado en total equilibrio.

Si bien, hay muchas opciones deliciosas, la ensalada Thai con atún sellado, espinacas y trozos de cacahuate es una exquisita sorpresa, así como el bowl salvaje con trozos de salmón, camote, edamames y tomates rostizados.

En Sanopecado, los smoothies y postres son, quizás lo más cercano a un pecado mortal, pero el secreto es que son bajos en grasas y azúcares, además, algunos hasta son libres de gluten, lo que los convierte, sin duda, en sanos pecados.

 

Smoothie

 

Nuestra recomendación es el smoothie Sanopecado, elaborado con leche de almendras, cacao, dátil, plátano y coco tostado, y el Hazelnut brownie cake, hecho con harina de almendras, cacao y capas de ganache con spread de avellana.

Este concepto, creado en Guadalajara, Jalisco, en el 2017, llegó a Ciudad de México a finales de 2022 con dos sucursales. Dónde. Dinamarca 34, en la Juárez; y Galileo 59 en Polanco. Cheque Promedio: 350 pesos. IG: @sanopecadomx Conoce más en su sitio web. 

 

Sanopecado

 

También te antojamos los nuevos desayunos saludables del restaurante Chapulín.

Te podría interesar

Más sobre Restaurantes en México