Comer un pescado fresco en medio de una antigua ciudad maya y, unos minutos después, disfrutar de un platillo con aires europeos a bordo de un tren del Porfiriato, pareciera un viaje en el tiempo producto de un exquisito sueño. Sin embargo, Sensoria, con su máquina del tiempo, lo hace posible. ¡Únete a esta travesía! Texto: Arcelia Lortia / Fotos: Charly Ramos.

 

¿Qué es sensoria?

 

Experiencia gastronómica multimedia

 

Sensoria es una gastroexperiencia multisensorial del restaurante Nido Taller Culinario, que sumerge, a través de una innovadora propuesta gastronómica, un asombroso videomapping y una puesta teatral que conduce por la historia y los sabores de México.

El viaje inicia en una antigua ciudad maya. Ahí, custodiados por magnificas edificaciones de piedra y cobijados por la exuberante selva, 12 comensales son sorprendidos por un robalo tikin-xic (adobado con con achiote) acompañado por el Chardonnay de Casa Madero.

 

Pesado tikin-xic en Sensoria

 

Tras unos segundos en la maquina del tiempo, y guiados por un científico muy peculiar, aparecen en una típica cocina colonial, con sus ollas de barro y su mesa revestida de azulejos. Un confit de pato con mole y tortillas de masa azul es, sin duda, la mejor forma de evocar el Virreinato. El maridaje: Gran Reserva Chardonnay, también de Casa Madero.

 

Platillo de Sensoria

 

 

Hacia adelante en el tiempo

 

La travesía culinaria e histórica de Sensoria luego rememora la Independencia de México. Arropados por la elegancia de la alta sociedad del XIX, se degusta un chirmol, un platillo que se creó en el sur del país para celebrar la el fin del régimen español en tierras mexicanas.

El siguiente platillo se disfruta a bordo de un lujoso tren y rodeados del glamour que identificaba a este transporte durante el Porfiriato. En ese momento llega un filete Rossini acompañado de un Gran Reserva Cabernet Sauvignon.

 

Filete rossini

 

El viaje de Sensoria termina en el México actual, el que, pese a la modernidad de las grandes ciudades, continúa enalteciendo sus tradiciones. Así, una piñata de chocolate promete robar suspiros y, al mismo tiempo, motiva a darle un par de golpecitos.

 

Postre de Sensoria

 

Para vivir la experiencia de Sensoria, solo hay que estar dispuesto a explorar y degustar, durante 120 minutos, algunas de las épocas y platillos que marcaron nuestra historia. ¿Listo para emprender la travesía? Costo: $2,590 pesos por persona. Para reservar visita su página web.

 

También te puede interesar: Mérida: seis encantadores lugares que debes visitar

Te podría interesar

Más sobre Restaurantes en México