Lincoln no solo es sinónimo de lujo, potencia y confort, sino que también ha adquirido un compromiso con la cultura de nuestro país a través de Tejiendo México. Este año, esta iniciativa ha puesto su energía en apoyar el trabajo de algunos de los creadores y promotores gastronómicos más reconocidos de México. Conoce más sobre este proyecto y entérate de quienes son sus embajadores culinarios. Fotos: Cortesía.

 

Tejiendo México: una iniciativa para reconocer lo nuestro

 

Surgida en 2020, con la finalidad de estrechar lazos con creadoras textiles de Oaxaca, Tejiendo México se ha consolidado como una plataforma de exposición y reconocimiento para los agentes de cambio cultural en nuestro país. Durante sus dos primeros años, puso los reflectores en el diseño textil y de moda así como en la fotografía artística y documental. Ahora, toca turno de celebrar a quienes fortalecen la identidad gastronómica de México.

Este año, Tejiendo México ha elegido a siete personajes y proyectos culinarios que en sus acciones reflejan la filosofía de excelencia Lincoln. Conócelos.

 

Arca Tierra: al rescate de un patrimonio milenario

 

Arca Tierra, proyecto reconocido por Lincoln México

 

Poner en valor el patrimonio ecológico y social de la zona chinampera de la Ciudad de México es la misión de Arca Tierra, una iniciativa que opera bajo tres ejes fundamentales. Primero, la biorremediación del área a través de la limpieza del agua y el suelo. Después, la recuperación de técnicas de cultivo ancestrales y la adopción de prácticas de agricultura orgánica.

Finalmente, también se encarga de comunicar estos valores y de comercializar sus productos para que quienes trabajan la tierra y el agua tengan un retorno económico justo. Para ello, también ha dispuesto de experiencias turísticas y gastronómicas en su Chinampa del Sol, además de arrancar el establecimiento de una Escuela Campesina. 

 

 

Caminito al Cielo: voz que resuena en la Mixteca

 

Caminito al Cielo, impulsado por Tejiendo México

 

Fundado por el cocinero David Estrada, Caminito al Cielo es un proyecto que rescata y difunde saberes culinarios de las sierras Juárez y Ñuu Savi de Oaxaca. Convencidos de la necesidad de emplear los lenguajes y herramientas digitales, se dedica a registrar técnicas tradicionales de cocina y darlas a conocer en redes sociales. También organiza talleres y experiencias gastronómicas en las que la participación de campesinos, cocineras y artesanos es la prioridad.

Adicionalmente, han lanzado una serie de proyectos educativos entre los niños, como la creación de una lotería sobre la cultura del maíz mexicano y de la nixtamalización.

 

 

Edo Kobayashi, impulsor del Little Tokyo capitalino

 

Nigiri de Edo Kobayashi

 

Que la Ciudad de México tenga hoy una de las mejores escenas gastronómicas de cocina japonesa se debe en gran medida a empresarios como Edo Kobayashi. Procedente de la industria de la música y los espectáculos, nacido en Tijuana y descendiente de inmigrantes japoneses, su fascinación con la comida del país de origen de sus abuelos despertó a raíz de sus viajes a Los Ángeles. En esta ciudad pudo constatar el detalle puesto en la creación de conceptos japoneses auténticos, espíritu que trasladó a la capital mexicana.

Hoy, Edo encabeza 24 restaurantes, todos animados por una propuesta gastronómica de vanguardia nipona. Así se constata en Rokai, dedicado al ramen, o en Kyo, que ofrece una experiencia omakase como salida del mismísimo Tokio.

 

 

La Rifa: el buen chocolate como sustento

 

Chocolate La Rifa

 

Poner en valor las técnicas de cultivo y procesamiento del cacao mexicano es el propósito de La Rifa, proyecto agroecológico y gastronómico de la colonia Juárez. Al frente de este colectivo de 21 personas se encuentran Mónica Ortiz, Daniel Reza y Fausto Reyes, quienes están convencidos de que el chocolate, más que una golosina, es un alimento de gran calado nutricional y cultural.

Así, en su taller seleccionan, tuestan, descascarillan, muelen y refinan semillas de cacao cosechado por productores de la selva Lacandona, el Soconusco y la Chontalpa tabasqueña. Con él elaboran barras, tablillas y bebidas endulzadas con piloncillo, en cuyo sabor y textura se percibe el origen y cuidado puesto en cada semilla.

 

 

Fundación Tortilla: fortaleciendo el pilar de nuestra gastronomía

 

Rada Mier, de Fundación Tortilla

 

Detrás de esta plataforma se encuentra Rafael Mier, quien al darse cuenta del retroceso en el consumo de tortilla de maíz en México, creó una comunidad digital con más de 450,000 seguidores. Sus actividades incluyen la realización de cursos y conferencias sobre la importancia nutricional del maíz. También promueven el rescate de saberes en torno a esta semilla madre de la cocina mexicana, así como de técnicas tradicionales de cultivo ecológico.

Su colaboración con organismos públicos y privados ha logrado que el gobierno prohiba el uso de glifosato y el cultivo de maíz transgénico en México.

 

 

Liliana López: una pluma para registrar los sabores de México

 

Liliana López, periodista gastronómica

 

Aunque nació en Colombia, la escritora y fotógrafa Liliana López ha caído rendida ante la diversidad natural, cultural y alimentaria de México. Como periodista gastronómica, ha podido constatar que detrás de los nombres más fulgurantes de la escena culinaria hay saberes, productos y técnicas con raíces ancestrales. Su sensibilidad el permite identificar el microcosmos que se entreteje al interior de un restaurante. Desentrañar los mensajes que cada cocinero ha puesto en el acomodo de una mesa o en la fusión de ingredientes.

 

 

Ana Lorenzana: a la caza de imágenes suculentas

 

Bodegón de Ana Lorenzana

 

La historia de amor de esta fotógrafa colombiana con la imagen se remonta a su infancia. Como hija de una artista, sus primeros años los pasó entre cámaras y lienzos, de modo que adoptar la fotografía como lenguaje creativo le fue natural. Gracias a su talento detrás de la lente ha podido viajar por el mundo y asentarse en México, cuya geografía ha recorrido en pos de retratar la cultura gastronómica del país a través de un estilo vanguardista y surreal. Así, no deja de reconocer que es afortunada de siempre estar rodeada de gente que cocina delicioso.

Como siguiente objetivo de vida, Ana Lorenzana se ha propuesto adentrarse en su natal Colombia impulsada por las vivencias y aprendizajes adquiridos en México.

 

Lincoln Corsair: toda una experiencia

 

Para conocer más sobre la iniciativa Tejiendo México, puedes dirigirte a lincoln.mx e involucrarte en sus acciones.

También allí podrás obtener más detalles sobre la nueva Lincoln Corsair Grand Touring. A bordo de este vehículo, explorar México en busca de sus expresiones culinarias más auténticas será toda una delicia.

 

 

Lincoln Corsair

 

 

También te puede interesar: 100 años de Lincoln: de un pasado histórico a un futuro tecnológico

Arturo Torres Landa

Arturo Torres Landa

Cuando le preguntaban a qué se dedicaría “de grande”, contestaba confundido que acabaría siendo trotamundos. Así, por caprichos del destino, este aficionado a las palabras terminó dedicándose a relatar historias sobre viajes y comilonas. Un vendedor de periódicos le dijo una vez: “Cuando usted llegue a mi edad ya habrá recorrido más de 20 países”, para luego desaparecer entre las calles de La Habana. Y aunque no lleva la cuenta, el también coeditor web de Food and Travel México está seguro de que hará lo posible por cumplir el augurio y -de paso- demostrarle a su asesor vocacional que viajar también es profesión. Síguelo en Instagram como: @gatodemonte

Te podría interesar

Lincoln Corsair: lujo, confort y belleza

Lincoln Corsair: lujo, confort y belleza

De la ciudad a la carretera, la nueva Lincoln Corsair reúne lo mejor de ambos mundos brindándote opciones de manejo avanzadas y cómodas para que tú solo te preocupes por sentir el rugir de su motor. Aquí te contamos qué la hace única.

Más sobre Mundo Gourmet