Toma a la ciudad de Tucson como punto de partida para descubrir pueblos originales, joyas históricas y viñedos en el desierto. Haz este road trip por el sur de Arizona e intérnate en paisajes evocadores. ¡Te encantará!  Fotos: Aggi Garduño y Jenelle Bonifield.

Este road trip por el sur Arizona está lleno de paisajes desérticos custodiados por montañas, vistas infinitas e innumerables lugares por explorar. Por un lado, viaja en el tiempo en Tombstone y siéntete como en una película western, mientras que Bisbee es uno de los poblados más sorprendentes por su ambiente artístico y dinámico envuelto de un antiguo esplendor minero. También en este itinerario de viaje hay joyas históricas de gran belleza, como la Misión San Xavier del Bac y el Parque Histórico Nacional Tumacácori, así como viñedos y salas de degustación para conocer el panorama actual del vino en Arizona.

 

Primera parada del road trip por el sur de Arizona: Misión San Xavier del Bac

 

Misión San Xavier del Bac

 

Visitar la Misión San Xavier del Bac significa conocer la estructura europea más antigua de Arizona aún intacta y uno de los mejores ejemplos de la arquitectura colonial española en Estados Unidos.

Esta misión católica data de 1692. La historia cuenta que fue el padre Eusebio Francisco Kino, un misionero jesuita, el primer europeo en visitar el pueblo de Wa:k, que en sus escritos transcribió como “Bac”. En esta comunidad, una de las más grandes del pueblo tohono o’odham, pidió la construcción de la iglesia, la cual fue destruida por los apaches en 1770.

Esta fue reconstruida pero bajo la mirada de los franciscanos, debido a que en ese momento los jesuitas ya no eran bienvenidos en América. Es una de las pocas misiones de Arizona que todavía están dirigidas por franciscanos y donde aún se celebran misas para servir a la población original para la cual fue construida.

Tan pronto llegues a este Monumento Histórico Nacional entenderás por qué se le conoce como la «Paloma blanca del desierto«. Su estructura elegante, hecha de adobe blanco con una fachada ornamentada de color arena, contrasta con el paisaje desértico, mientras que en el interior se encuentran estatuas, frescos y esculturas originales de gran belleza. Se recomienda hacer un recorrido guiado (disponible de lunes a viernes de 9:30 a 12:30) y visitar en silencio este lugar de oración y de refugio que representa una encrucijada de culturas, pueblos e ideas.

 

Segunda parada: Parque Histórico Nacional Tumacácori

 

Parque Nacional Tumacácori

 

En este road trip al sur de Arizona te encontrarás con el Parque Histórico Nacional Tumacácori en la parte superior del valle del río Santa Cruz. Este protege las ruinas de adobe de tres misiones españolas: Misión de San José de Tumacácori, Misión de los Santos Ángeles de Guevavi y Misión de San Cayetano de Calabazas, las dos primeras establecidas por el padre Kino. Aquí, los tohono o’odham, los yaquis y los apaches interactuaban con misioneros jesuitas y franciscanos, colonos y soldados. Ahora, son los visitantes los que viajan al pasado con varias actividades entre las ruinas de una misión que era mucho más que una iglesia: era una comunidad donde se le enseñaba a los indígenas las costumbres europeas.

Primero, sigue los senderos para explorar la iglesia y ruinas de la Misión de San José. Luego, transpórtate a los tiempos en que fue construida la misión en el Centro de Visitantes, para después recorrer la réplica de la huerta que, en el pasado, proveía de duraznos, ciruelas, peras, granadas, higos, olivos y naranjas agrias.

Una experiencia memorable de este road trip por el sur de Arizona será caminar por el Sendero Histórico Nacional de Juan Bautista de Anza, que sigue el río Santa Cruz. Aquí pasarás por el bosque de mezquite donde, además de disfrutar de la vegetación de esta suerte de «selva sonorense», podrás respirar aire puro, escuchar el trinar de las aves y caminar por un sendero famoso por haber sido la primera ruta terrestre que se estableció para conectar la Nueva España con San Francisco, en California. Por último, explora las exhibiciones de su pequeño museo que incluye artefactos y dioramas hechos a mano.

 

Tercera parada: Bisbee

 

Bisbee en un road trip por el sur de Arizona

 

Ubicada a 145 kilómetros al sureste de Tucson, la antigua ciudad minera de Bisbee se encuentra enclavada entre las montañas Mule, ofreciendo un destino histórico de espíritu acogedor y creativo. Es una parada imperdible en este road trip al sur de Arizona.

Esta comunidad fue fundada en 1880 y rápidamente se convirtió en un ciudad próspera, gracias a las ricas reservas de cobre y otros metales preciosos que extraían de la mina Copper Queen a principios del siglo XX. Los cuestionables pasatiempos de los mineros de la época lograron posicionarla como “el lugar más animado entre El Paso y San Francisco”, pero tras el fin de la explotación minera, los pobladores abandonaron la ciudad en los años 70.

Extraordinariamente bien conservada, hoy en día Bisbee es famosa por ser un oasis creativo lleno de artistas en un ambiente que va de lo hippie a lo kitsch. Por el día, desayuna un omelette relleno de chili con carne, frijoles y queso en Morning’s Café, luego camina por Main Street para apreciar su arquitectura histórica a través de edificios de ladrillo, y al final anímate a hacer un recorrido por la mina.

Por la noche, cena en Café Roka para deleitarte con su fusión de sabores con una fuerte influencia italiana —prueba su lasaña de alcachofas y hongos portobello— y únete al Old Bisbee Ghost Tour. Este recorrido te conducirá a pie por las calles, escaleras y viejos callejones para dar cacería a los fantasmas que acechan la ciudad desde hace 135 años. Y como el hospedaje tiene que ser igual de original que el destino, alójate en Shady Dell, donde dormirás en una casa rodante de los años 40: la mejor idea para descansar a mitad de tu road trip por el sur de Arizona.

 

Cuarta parada: Tombstone

 

Tombstone

 

¿Eres fan de las películas del Viejo Oeste? Si es así, la siguiente parada de este road trip por el sur de Arizona te encantará. Ubicado en el condado de Cochise, en Tombstone podrás revivir las aventuras de esta época en todo su esplendor.

Regresa a los años 1800, cuando los cowboys hacían girar sus espuelas y los caballos relinchaban al primer tiroteo en la calle Allen Street, que parece un set de una película western porque conserva gran parte del carácter que la hizo famosa hace tantas décadas. Te sentirás como si estuvieras en medio de un duelo de fines del siglo XIX, como el enfrentamiento entre pistoleros que protagonizó el oficial Wyatt Earp en este pueblo.

Aquí se le da vida a la historia con personajes perfectamente vestidos de época, recreaciones y la conservación de edificios y monumentos. Disfruta de los bares típicos del lejano oeste llamados saloons —nuestro favorito: Big Nose Kate’s—, restaurantes, tiendas y diferentes atracciones, todo con el estilo del salvaje oeste.

No dejes de hacer una visita al teatro Bird Cage Theatre, que alberga los espíritus de los antiguos trabajadores de burdeles, quienes aparentemente, continúan de fiesta… También date una vuelta por Tombstone Brewing Company, una cervecería artesanal de gran prestigio donde saciarás tu sed antes de terminar este road trip por el sur de Arizona.

 

Quinta parada: corredor vitivinícola de Willcox

 

Road trip por el sur de Arizona

 

Lo mejor de Arizona es que atrae a personas de diferentes ámbitos: amantes de la naturaleza y de las actividades al aire libre, foodies, familias e interesados en la cultura y la herencia, pero también amantes del vino. Sí, en este estado se produce vino del desierto desde 1970. Esta cultura vinícola hoy en día honra la generosidad de los altos desiertos y la dedicación de las personas que cuidan las vides en más de 30 bodegas. Sin embargo, más allá de un consolidado enoturismo en sus viñedos, las salas de degustación, que se encuentran en diferentes ciudades, han ganado gran reputación.

Arizona cuenta con tres principales corredores vitivinícolas, y Willcox, junto con Sonoita, son las regiones más prolíficas, produciendo tres cuartas partes de las uvas del estado. La segunda Área de Viticultura Americana (AVA), la última parada de este road trip por el sur de Arizona, te sorprenderá con vistas espectaculares, un clima fresco y una elevación de más de 1,310 metros sobre el nivel del mar.

En el centro de Willcox, además de notar que los locales tienen un sentido de comunidad que respeta el pasado y un ritmo de vida lento, disfruta de un par de salas de degustación. Una de ellas es la de Keeling Schafer Vineyards, que está alojada en un banco restaurado. En un edificio, que presume una fachada de ladrillo, techos de hojalata prensada, piso de madera y un patio secreto, podrás degustar algunos de los vinos de Arizona con la puntuación más alta otorgada por Wine Spectator.

Otra sala de degustación es la Birds and Barrels, ubicada en un antiguo cuartel general. Esta vinícola familiar, liderada por Chad y Monica Preston desde 2015, se enorgullece de toda su producción, desde la calidad de las uvas cultivadas hasta la cosecha manual, el prensado y la elaboración de sus vinos ultrapremium. También puedes visitar su bodega que se alza entre campos de cereales, viñedos y huertos, para gozar de vistas a las montañas y suaves colinas.

¿Listo para hacer un road trip por el sur de Arizona y sorprenderte con estos lugares imperdibles cerca de Tucson?

 

También te puede interesar: Los mejores lugares de Arizona para fotografiar cielos oscuros

LEE nuestra
revista digital

Febrero - Marzo 2024
Febrero - Marzo 2024

FOOD AND TRAVEL PLAY

Elsa Navarrete

Elsa Navarrete

Mamá, gastrónoma, viajera, periodista, productora culinaria y coeditora de Food and Travel México. Con 10 años de experiencia, sus pasiones son documentar los viajes de la cocina y la cocina de los viajes, y hacer las maletas cada vez que puede con sus hijos, para disfrutar con ellos del planeta más hermoso del universo. Síguela en Instagram como: @letrasdesabores

Te podría interesar

Más sobre