Alguna vez abrumada por la comida rápida y los buffets de todo lo que pueda comer por 10 dólares, Las Vegas resurge como un escaparate culinario en donde todos los chefs quieren estar y todos queremos comer.

 

De Las Vegas se dicen muchas cosas, sobre todo que es pecaminosa. Y sí, algo hay de eso. Y aunque lo que pasa en Las Vegas, se supone debe quedarse en Las Vegas, uno de esos pecados las veganos, el de la gula, debe ser difundido… Hasta hace algunos años, los casinos, la fluidez de alcohol y los espectáculos, eran el principal motivo por lo que la gente iba a la ciudad más iluminada del mundo. La oferta gastronómica era realmente un pecado, ya que abundaban los buffets de bajo precio y calidad y, por supuesto, la vacía comida rápida.

Hoy, no solo deslumbra el bling bling de los candiles cubiertos de cristales Swarozky que abundan por doquier, ni el resplandeciente dorado en los escudos de los gladiadores romanos que se toman fotos con los turistas, sino los imponentes emporios gastronómicos que están surgiendo, que han convertido a Las Vegas en un placer culpable de gourmets, gourmands y de simples mortales con buen diente.

La razón de la actividad culinaria como uno más de los atractivos de Las Vegas, se debe a que el destino, se ha vuelto el place to be (lugar para estar) de los chefs luminarias de todo el mundo, y si bien es más una cuestión de imagen y de nombre que de la presencia e intervención de los chefs en cuestión, el simple hecho de poder realizar un tour gastronómico por los conceptos asesorados por estos star chefs resulta ya bastante atractivo.

El chef estrella que más recientemente incursionó en este aparador gastronómico fue el hombre que más usa la censurable y escandalosa palabra con f en sus programas culinarios transmitidos por televisión. Gordon Ramsay Steak es el primer lugar del famoso chef en Estados Unidos, y está dentro del hotel París. El concepto ultramoderno que tiene más de 250 asientos, pretende transportar al comensal a un Londres actual donde figuran platos insignia del cocinero de origen inglés como los Fish and Chips, el Sheperd’s pie y el filete Wellington.

Dos grandes chefs franceses que precisamente fueran maestros de Ramsay, Guy Savoy y Joël Robuchon, también sucumbieron ante la tentación del reinado del juego y las apuestas, y abrieron dos restaurantes que ostentan sus propios nombres. Restaurant Guy Savoy, en el Caesars Palace, y Joël Robuchon, en MGM Grand, que por el momento es el único lugar del chef en Estados Unidos (el de NY ya no está), ofrecen cocina francesa en entornos sumamente lujosos y exuberantes.

Otros franceses famosos que no podían quedarse atrás fueron Jean-Georges Vongerichten y Alain Ducasse. El alsaciano, no apostó por sus tradiciones culinarias, sino por los cortes de carne jugosos y suaves que se degustan en el hotel Aria, dentro del restaurante Jean-Georges Steackhouse; y por su parte, Ducasse, en el hotel Mandalay Bay, con su restaurante Mix, donde además de buena cocina moderna, hay también una de las vistas más espectaculares de Las Vegas.

La lista de chefs famosos e influyentes continúa: Michael Mina, Wolfgang Puck, Mario Batali, Todd English, Hubert Keller, Bobby Flay, Costas Spiliadis, Scott Conant, David Mayers y el español José Andrés también abrieron uno o varios (como es el caso de Puck y José Andrés) restaurantes en Las Vegas. Sin duda, uno de los más populares y realmente buenos es Jaleo, del carismático chef José Andrés, quien asegura en la vida no se puede dejar de innovar, pero tampoco de divertirse. Ello se nota en sus creativas presentaciones (como las croquetas de jamón serrano servidas en un tenis) y en su concepto más divertido no apto para puristas: China Poblano, un lugar desenfadado, en el que convergen un mercado mexicano donde dos señoras echan tortilla afanosamente y un rincón oriental donde, en lugar de tortilleros, hay cestas de bambú de las que surgen vaporosos y regordetes dumplings rellenos de cerdo y verduras.

En Las Vegas nada es suficiente. La lucha por un mercado cada vez más extravagante exige columnas más altas, colores y texturas más dramáticas, conceptos más arriesgados, e inversiones mayores. Muestra de ello es el nuevo proyecto del chef Nobuyuki Matsuhisa, mejor conocido como Nobu, quien de la mano del actor Robert De Niro ha logrado un dúo dinámico invencible. Nobu Hospitality abrirá junto con Caesars Palace el primer Nobu Hotel, un innovador concepto boutique que integrará una torre dentro del hotel inspirado en la Antigua Roma, que además de poseer el restaurante Nobu más grande (con más de 320 asientos), tendrá habitaciones de lujo con diseños impecables y elegantes, creadas por el arquitecto David Rockwell, quien con texturas, tonos y trazos busca evocar al Japón moderno.

Información de Viaje

En Las Vegas el clima, puede ser extremoso: en verano alcanza los 45ºC, y en invierno puede llegar a 0ºC. Los mejores meses para viajar a Las Vegas son abril, mayo, septiembre y octubre, ya que las temperaturas son templadas.

Cómo llegar

Dependiendo la temporada, puede ser muy económico viajar a Las Vegas. Aeroméxico ofrece vuelos directos en estos meses desde $4,000.

Asesoría

La página oficial de la Oficina de Turismo de las Vegas (visitlasvegas.com.mx) ofrece información muy completa para programar tu viaje.

Qué ver

Viva Las Vegas (1964), una de las mejores películas de Elvis Presley.

VIDEO:

Acompáñanos en este recorrido culinario por los diferentes restaurantes en Las Vegas.

Acompáñanos en este recorrido culinario por los diferentes restaurantes en Las Vegas.

Te podría interesar

Más sobre Mundo Gourmet

VER MÁS