La región de Totonacapan es famosa por sus tradiciones como la de los Voladores de Papantla o por sus sitios arqueológicos, como El Tajín. Sin embargo, existe la posibilidad de hacer una visita distinta, esta vez enfocando nuestra atención en la vainilla, un producto mexicano mundialmente famoso, y que se origina en el Pueblo Mágico de Papantla, en Veracruz. ¡Acompáñanos a conocerlo! Texto: Carlos Garrido / Fotos: Adobe Stock y Cortesía. 

 

 

Parada previa: un poco de historia

 

La vainilla ha sido valorada desde la época prehispánica por su maravilloso aroma y sabor. Se dice que los mayas y aztecas, quienes la llamaron «Ixtlilxóchitl», la utilizaban para preparar una bebida que ofrecían únicamente a nobles y guerreros.

Con la llegada de los conquistadores españoles, la orquídea viajó a Europa, donde demoró años en crecer y florecer, sin dar el preciado fruto, pues era la abeja melipona quien se encargaba de polinizarla en tierras mexicanas.

 

Vanilla de Papantla

 

Sin embargo, casi tres siglos después ese no fue un impedimento para países como Indonesia y Madagascar, que actualmente se posicionan como los principales productores de vainilla a nivel mundial.

Considerando el dato anterior, en 2009, se obtuvo la Declaratoria de Protección a la Denominación de Origen de la Vainilla de Papantla, que ampara a 39 municipios de Puebla y Veracruz, siendo este último el que ostenta el primer lugar de producción nacional con casi el 70 % del total (376 toneladas de 562).

 

 

Recorrido ecoturístico

 

El inmenso valor de la vainilla comienza desde su cultivo, ya que tarda años en florecer y una vez que lo hace, sus flores tienen un periodo de vida de tan solo algunas horas, a menos que sean polinizadas. Actualmente, la polinización se hace de forma manual, y uno de los lugares donde podrás conocer el proceso es en el Parque Ecológico Xanath.

 

Vanilla de Papantla

 

Xanath es una reserva natural de cuatro hectáreas en la que se produce vainilla orgánica. Para conocer el proceso de producción orgánica del también llamado Oro negro, un guía especializado te acompañará a través de los bellos paisajes con árboles frutales.

Además de la explicación del proceso orgánico, durante el recorrido, el guía te contará la historia de la región totonaca y podrás degustar distintos licores de vainilla. También podrás participar en interesantes talleres gastronómicos o dar una caminata por senderos de plantas medicinales.

 

 

 

Dentro del vainillal

 

Vainillal

 

La siguiente parada es en Beneficio de vainilla, una cooperativa de campesinos y productores vainilleros de la comunidad de Cuyuxquihui, donde podrás realizar un recorrido para conocer el cultivo orgánico y la especie de multicultivos de mayor escala.

En Beneficio de vainilla, además de conocer las plantaciones y adentrarte en los vainillales, podrás tomar un taller de artesanía o comer alguno de sus productos elaborados con vainilla: pan recién horneado, helado, tamales y hasta camarones a la vainilla.

 

 

Aventura culinaria

 

Después de conocer los platillos que se preparan en Beneficio de vainilla, nos queda claro que en Papantla abundan las preparaciones de cocina, dulces y saladas, que incluyen este preciado ingrediente. ¿Qué mejor que ampliar nuestro panorama culinario (y reducir nuestro apetito) en un lugar lleno de tradición?

Entonces tienes que hacer una parada en Nakú Restaurante, en donde ofrece los platillos típicos de la región del Totonacapan y además una selección especial de preparaciones con vainilla, entre los que encontrarás los camarones en pulque con vainilla, el talssislah nipxip (un caldo de camarón seco, orejas de pipián, calabaza y vainilla) y la sopa Totonaca.

Para cerrar con broche de oro la experiencia, no pueden faltar los postres con vainilla; podrás elegir entre los plátanos flameados con licor de vainilla, el helado o natilla, y el tradicional Beso Papanteco, una bebida dulce elaborada con leche evaporada, ron y licor de vainilla.

 

Helado de vainilla

 

 

Recuerdos de Papantla

 

Esta última es una parada obligada, se trata nada menos que del mercado Miguel Hidalgo, ubicado en el centro del pueblo. En este espacio encontrarás artesanías y accesorios totonacas elaborados con auténtica vainilla de la región.

Además, podrás comprar alguna pieza única de bordado en separadores, pulseras, collares, aretes y sombreros, por mencionar algunos. Y si lo tuyo son los productos de cuidado personal, también encontrarás cremas y perfumes en los que se aprovechan los hasta 169 compuestos aromáticos del denominado Oro negro.

También te podría interesar: ¿Qué hay detrás de una taza de café mexicano? 

Te podría interesar

Museo del Prado, el arte cerca de ti

Museo del Prado, el arte cerca de ti

Después de la contingencia del 2021, el museo resurge este año con un incremento en el numero de visitantes y toma fuerza en las redes sociales. Sigue leyendo para enterarte de las nuevas exposiciones.

Tequila estrena hotel boutique: Casa Salles

Tequila estrena hotel boutique: Casa Salles

Aficionados al tequila, les tenemos buenas noticias: este hotel idílico es una gran opción de hospedaje para descubrir las raíces de esta bebida en su tierra de origen. Comer en su restaurante Mango, Cocina de Origen y conocer la destilería de El Tequileño son otras de sus cartas fuerte.

Más sobre Sabores