Así como se refleja en la música, en la expresión oral popular, se traducen historias, enseñanzas, lecciones y aspectos sociales de cada época. México es rico, sí por su sus sabores, pero también por su cultura. Los refranes gastronómicos y dichos nos recuerdan a las abuelas, que con toda su sabiduría los repiten, encontrado el más atinado para cada ocasión, y vaya que siempre tienen la razón. Esta manifestación popular está repleta de símbolos y significados, muchos llegaron de España pero terminaron de sazonarse aquí y son fruto de ese mestizaje cultural tan particular.

La paremiología es el estudio de los dichos y refranes, y en México es claramente notable una profunda influencia de la gastronomía, que va más allá de la mesa. Bebidas, productos y platillos típicos están presentes en nuestra comunicación verbal cotidiana, confirmando que la alimentación representa un medio poderoso para explicarnos, decir y argumentar. Estas frases han pasado de generación en generación y forman parte del patrimonio mexicano, por ello te compartimos algunas de las más populares y su significado.

“Dar atole con el dedo”

refranes gastronómicos

Del atole se podrían llenar libros de anécdotas y expresiones, sin embargo este refrán es el más popular relacionado a la tradicional bebida de maíz. Otra expresión dice “más vale atole con risas que chocolate con lágrimas” y significa que es preferible ser pobre y feliz, que rico y desdichado. Volviendo al atole, se percibe como una bebida barata y popular; la expresión literal sugiere alimentar a otro con el dedo como una madre alimentaría a su hijo, en otro contexto, quiere decir tratar como a un niño al que ingiere la bebida; se usa cuando se le da vueltas a un asunto y nunca llega a resolverse.

“Echarle crema a los tacos”

refranes gastronómicos

Alardear, presumir o exagerar. Esta expresión viene de la época de la Conquista y habla de la influencia europea sobre la indígena. La crema, uno de los productos lácteos que trajeron los españoles a nuestro país, tiene cierta connotación de adorno exagerado, que si bien se añade a muchas preparaciones mexicanas, es aceptable hasta cierto punto, y tiene sus límites. 

“A ojo de buen cubero”

Esta expresión de nuestra lista de refranes gastronómicos se refiere a realizar una acción sin tomar medidas o pesos, es decir, al tanteo. Los cuberos eran los que fabricaban las cubas, el coctel de la Revolución, el trago de libertad y la excusa de la fiesta. En aquel entonces no existía una reglamentación específica sobre las medidas que debía tener una cuba, pero se intentaba estandarizar. Esta capacidad de realizarlas prácticamente iguales sin utilizar ningún tipo de instrumento, hizo que se popularizara la expresión como símbolo del buen ojo que tenían los artesanos de la bebida detrás de la barra.

“A darle que es mole de olla”

refranes gastronómicos

Esta locución mexicana se pronuncia para indicar que hay que ponerse a trabajar, de inmediato y sin perder el tiempo. El mole de olla, elaboración barroca caracterizada por su gran cantidad de ingredientes como chiles, especias y chocolate, requiere total atención y mucho tiempo de preparación. Indica que hay que aprovechar una oportunidad y no desperdiciar el momento.

“Las penas con pan son menos”

refranes gastronómicos

“A barriga llena, corazón contento”, el pan dulce mexicano confirma la veracidad de esta otra frase. La adversidad es más llevadera y soportable si hay bienes materiales, en especial, comida y más específicamente, dulce, además de con quién compartir y sentir comprensión. Don Quijote de la Mancha ya lo mencionaba en otras palabras, “los duelos con pan son buenos”. La panadería mexicana surgió en los conventos durante la época virreinal, llegando para quedarse y acompañarnos en las buenas y también en las malas.

“No se puede chiflar y comer pinole”

Vale más hacer una cosa a la vez, pero bien desde el principio, que muchas al mismo tiempo sin buenos resultados. El pinole, del náhuatl pinolli, quiere decir harina de maíz tostado; el polvo molido se consume de diversas formas, como bebida diluido en agua, o en galletas, combinado con especias como canela o anís. Sin embargo, siendo un polvo muy ligero, resulta imposible ingerirlo y chiflar, intentarlo sería la imagen gráfica y literal de lo que generalmente sucede al querer hacer muchas cosas a la vez. ¿Qué tal esta lista de refranes gastronómicos?

“Al que nace pa’ tamal, del cielo le caen las hojas”

refranes gastronómicos

Dicho de otra manera este es uno de los refranes gastronómicos, que tiene que ver con la vocación y con el destino; lo que es para uno, llegará de cualquier forma, se abrirán las puertas y habrá oportunidades, entendiendo las hojas como aquello que hace posible la cocción ideal de los tamales. La vida al final, siempre se encarga de poner todo en su lugar.

 

Te podría interesar

Más sobre Mundo Gourmet

VER MÁS