El consumo responsable de miel nos permitirá disfrutarlo por muchos años más, por lo que es importante obtenerlo de fuentes de producción genuinas y que protejan el medio ambiente. Aquí te decimos cómo se produce este alimento. Fotos: Unsplash / Adobe Stock. 

 

 

De origen natural

 

Cuando una abeja se posa en una flor, recoge con su lengua un jugo azucarado llamado néctar. Su saliva tiene enzimas y estas son catalizadores que detonan reacciones químicas en el néctar

Al llegar a la colmena, la pasan por la boca a otras que lo siguen masticando y pasando entre ellas, hasta que se produce un líquido pegajoso, el cual depositan en las celdas de la colmena. Así se produce la miel, un alimento valorado por la humanidad desde tiempos antiguos.

 

Abejas produciendo miel

 

 

Las abejas productoras

 

En el mundo existen más de 20,000 especies de estos insectos, de todos tamaños y colores, aunque solo siete son las que viven en sociedad y producen miel, llamadas melíferas. La más común es la Apis mellifera, que produce la que normalmente consumimos en el supermercado

En el sureste de México existe una especie endémica llamada Melipona beecheii o abeja sin aguijón. Es muy apreciada por los mayas, quienes la han domesticado desde tiempos ancestrales porque su miel es medicinal y la emplean para experiencias rituales.

 

Abeja melipona

 

La miel y sus múltiples texturas

 

La miel puede ser tan diversa como el vino; cada frasco cuenta una historia porque te habla del territorio donde se produjo, de la abeja y del productor. Hay de diferentes colores, desde ámbar hasta oscuras o mucho más claras, casi transparentes.

En el paladar también varía su sabor: hay súper dulces con una textura sedosa, otras que son totalmente ácidas, saladas y hasta amargas. En el caso de la miel de la Melipona beecheii, tiende a ser un poco más líquida y con un sabor más ácido, aunque en alguna cosecha puede ser súper dulce porque es un producto no procesado.

 

Abeja melífera

 

Miel: legado para el futuro

 

La protección de todas las especies de abejas es de suma importancia para la conservación y el equilibrio de los ecosistemas donde habitan. Todas estas coevolucionaron con las flores o con las plantas, formando una relación muy estrecha. Hay unas que son más selectivas al momento de polinizar y otras que no.

La Apis mellifera produce entre 60 y 70 kilogramos de miel al año porque es menos selectiva, mientras que la Melipona beecheii sí lo es. Su colmena produce entre uno y dos litros de miel al año, y de esa cantidad solo se debe extraer entre el 40 y el 50%, porque el resto es su alimento. De ahí que su precio es mayor en el mercado: 90 gramos cuestan alrededor de $400.

 

Panal de miel

 

 

Valioso néctar de México

 

De acuerdo con la agencia Goula, este 2021, México ingresó al top 10 de países productores de miel, ya que se exportaron más de 6,460 toneladas. Las ganancias generadas por la industria apícola mexicana rebasaron los 21 millones de dólares, siendo Alemania, Estados Unidos y Reino Unido, los principales compradores. Así, se comprueba que este dorado regalo no solo es delicioso, sino también un generoso motor económico para miles de familias. ¿Y a ti cómo te gusta disfrutar la miel?

 

También te puede interesar: ¿Qué está pasando con las abejas?

LEE nuestra
revista digital

Febrero - Marzo 2024
Febrero - Marzo 2024

FOOD AND TRAVEL PLAY

Mariana Mendoza

Mariana Mendoza

Es comunicóloga con una especialidad en periodismo, egresada de la UNAM. Se tituló con una tesis sobre Periodismo Turístico y desde entonces, se ha dedicado a viajar y comer por todo México y otras partes del mundo. Su pasión la ha llevado a escribir en diversos periódicos y revistas, y ha participado en programas de radio. Además, le gusta tomar fotografías, coleccionar artesanías, cantar y tocar la guitarra, y recientemente se convirtió en mamá, su nuevo viaje por vivir. Síguela en Instagram como : @la_tia:tiquismiquis

Te podría interesar

Más sobre

Dos vinos de Grupo Marqués de Vargas que debes probar

Dos vinos de Grupo Marqués de Vargas que debes probar

El legado de una familia eternamente apasionada por el vino lleva el nombre de Bodegas y Viñedos del Marqués de Vargas. Te contamos cuáles son las etiquetas imperdibles de esta bodega que con sabor a La Rioja y Rías Baixas, acompañarán tus platillos.