Awards food and travel
¡Nomina a tus favoritos!

Quesos mexicanos

Nada más delicioso que probar un exquisito queso acompañado de un buen vino para abrir el apetito. Y México cuenta con una gran variedad de quesos que no tiene nada qué envidiarle a los quesos de otros países. Sobre todo porque posee una rica tradición quesera que pocos conocen.

La tradición data de hace más de tres siglos, cuando aún era escasa la producción lechera y limitada la demanda del producto. Pero, a partir de la década de los 30, la quesería mexicana se diversificó y los quesos artesanales experimentaron un fuerte estímulo en todo el territorio nacional.

«México ocupa el décimo lugar en el mundo en la producción de queso y el octavo para el consumo. El 10% del total de la producción de leche en el país se dedica a la fabricación de productos lácteos, de la cual la mayoría se destina a la producción del queso. Existen alrededor de cuarenta diferentes tipos de quesos elaborados en el país. Solo unos pocos producidos en gran volumen, tales como Chihuahua y Oaxaca, los que representan el mayor consumo entre los mexicanos”, compartió Angélica Espinoza, del Instituto de Ciencias Agropecuarias y Rurales.

Quesos mexicanos

Aquí te dejamos algunos de los quesos más populares de México:

Queso Panela o canasto: Queso blanco de leche fresca con poca grasa y bajo en colesterol. Se elabora con leche descremada, lo que le da una textura bastante firme, con un sabor dulce/ácido.

Queso Blanco (queso sierra o enchilada): Queso cremoso blanco hecho con leche de vaca desnatada, se le agrega jugo de limón como coagulante, lo que le da un sabor cítrico.

Queso Chihuahua o menonita: Esta versión se vende cubierta de tela y cera de parafina. El sabor varía de una nitidez tipo cheddar como a un sabor ligero, y es un color amarillo pálido en lugar de blanco.

Queso Manchego: Se elabora con leche de vaca y leche de cabra, en lugar de leche de oveja. Tiene un sabor a mantequilla y se derrite.

Queso

Queso Asadero: Queso blanco semi-suave y bueno para derretir. A menudo se utiliza para hacer queso fundido y quesadillas.

Queso Cotija: Elaborado en Cotija, Tocumbo y Los Reyes en Michoacán, Santa María del Oro y Jilotlán de los Dolores en Jalisco. Se prepara con leche pasteurizada y tiene un sabor y textura similar al queso de Italia parmesano. Posee un tono de luz dorada y aroma que pronuncia leche agria. Lleva un promedio de añejamiento de 12 meses y las ruedas están cubiertas con una pasta a base de chile para evitar el moho.

Queso Oaxaca: Se originó en el estado de Oaxaca, pero ahora se produce y se come en casi todo México. Queso suave fresco que se produce con leche de vaca como el queso asadero, pero el pH del queso se ha modificado a 5,3 con el fin de conseguir la textura fibrosa.

Queso de bola o queso Ocosingo: Se produce en Chiapas únicamente y se elabora con leche de vaca y se le añade crema extra. De sabor fuerte con una textura cremosa y desmenuzable y de color amarillo claro. Se prepara con una capa de cera y después de un largo periodo de envejecimiento, se produce una cáscara dura. ¿Ya los probaste todos?