Awards food and travel
Lenovo¡Vota por tus favoritos!

Sri Lanka y sus tés

Es el cuarto productor de té a nivel mundial. También, una de las regiones más fascinantes en cuanto a cultivo y manufactura de la camellia sinensis se refiere. Su nombre: Sri LankaFotos: Escuela Mexicana de Té.

Ahí le va un dato interesante. Sri Lanka, ubicada cerca de la costa sur de India, en el Océano Índico, reúne más de 190 mil hectáreas de tierra cultivadas con camellia sinensis (la planta del té). Sus hebras, tan variadas como deliciosas, están presentes en las mesas de todo el mundo… Sí, la taza de té negro que disfruta en este momento proviene, posiblemente, de este polo productivo.

La historia del té en Sri Lanka es relativamente reciente. La camellia fue introducida en la isla en 1839, con la llegada de varietales procedentes de Assam. El café siguió siendo el cultivo dominante en la isla hasta la década de 1860, cuando la enfermedad de la roya (provocada por el hongo Hemileia vastatrix) devastó la región. La necesidad de subsistencia llevó a los productores locales a apostar por un nuevo cultivo… ¡Té!

Diversidad de terruños y altitudes permitieron el desarrollo pleno de la industria. También, figuras como James Taylor y Thomas Lipton, los auténticos precursores del té en la región. Sí, querido lector, Sri Lanka (antes Ceilán) es punto de origen de la reconocida marca Lipton.

¿Cómo son los tés de Sri Lanka?”. Excelente pregunta. Sri Lanka posee siete regiones productoras: Kandy, Dimbula, Nuwara Eliya, Uda Pussellawa, Uva, Ruhuna y Sabaragamuwa. En cada una de ellas, las hebras adoptan características particulares, bien diferenciadas en color, aromas, sabores. No todo es té negro, Sri Lanka también ofrece tés blancos de alta gama, conocidos como Silver Tips, de sabor ligero y dominantes notas de pino y miel.

En Kandy, el primer lugar de la isla donde se cultivó la camellia, se producen tés negros corpulentos, fuertes y llenos de sabor, con agradables matices de miel, frutas, melaza, nueces, musgo y pasto seco. Para quienes disfrutan añadir leche a la infusión, conviene apuntar a Dimbula; esta región produce tés negros de sabor exquisito, con potencia y aromas profundos, capaces de soportar el peso del lácteo.

Se dice que Nuwara Eliya es al té de Sri Lanka, lo que champagne es al vino francés. Esta región, la de mayor reconocimiento a nivel global, manufactura tés negros de excepcional aroma; la fragancia de los cipreses, de la menta silvestre y los eucaliptos flota en el aire de Nuwara Eliya, contribuyendo al sabor de sus hebras.

Menos conocidas, pero igual de importantes: 1. Uda Pussellawa, ubicada entre Kandy y Uva, con producción de tés ligeros, brillantes y rojizos, con cuerpo medio y un carácter sutil. 2. Ruhuna, la única región ubicada en la costa de Sri Lanka, caracterizada por sus tés negros ultra potentes. 3. Sabaragamuwa, zona de cultivos bajos y punto de origen de poderosos tés negros con notas de caramelo. 4. Uva, situada en las laderas orientales de las montañas centrales de Sri Lanka y cuya producción abarca tés negros y verdes para la confección de mezclas.

Concluiremos diciendo… Es cierto, Sri Lanka ofrece toda una diversidad de colores, aromas y sabores en taza, capaces de conquistar tanto a versados degustadores, como a paladares principiantes.