Tips para elegir pescados y mariscos frescos

Los pescados y mariscos son una excelente fuente de proteína y de grasas buenas como el Omega 3, sin embargo hay que estar atentos a su calidad, ya que pueden convertirse en alimentos potencialmente peligrosos para la salud. Por eso te damos algunos tips para que en esta Cuaresma, y siempre, elijas productos seguros y de calidad.

Pescados

  • Aroma: nunca olor a pescado. Siempre fresco como a mar o agua salada.
  • Ojos: brillantes, nunca opacos.
  • La carne es retráctil al tacto.
  • La piel debe de ser brillante y no pegajosa.
  • En caso de comprarlo entero, observa que las branquias se vean brillantes.
  • En caso de comprar en filete, checa que la carne no esté maltratada y que esté en refrigeración o cama de hielo.

Salmón

Salmón
  • El color de la carne debe ser más rosada u anaranjada, además de uniforme.
  • Textura homogénea.

Pescados de carne blanca

  • En caso de comprar por filete, checa que tengan la piel para tener otra referencia de la especie.

Atún

Atún
  • Tono rojizo y uniforme para el atún rojo.
  • El atún blanco tiene una carne aún con tonos rosados, pero notablemente más clara.
  • Sin manchas negras o de aspecto sangriento.
  • Se deben de ver algunas tiras de grasa dentro del músculo lo cual provee jugosidad.

Mariscos

Se distinguen por no tener un esqueleto en el interior, podemos encontrar diferentes tipos.

Crustáceos

Langosta
  • Crudos pueden ser de tonos violetas o marrones.
  • De preferencia deben de tener la cabeza unida.
  • Sin manchas.
  • Sin aroma desagradable o muy intenso.
  • Camarón fresco: de tamaño homogéneo, con olor a mar, sin manchas en la piel y en temperatura de fría, nunca a temperatura ambiente.
  • Langostas y cangrejos: elegir vivos.

Moluscos

Camarón
  • Piel suave, lisa y sin manchas
  • Nunca agrietados o rotos de sus conchas.
  • En caso de comprar sin conchas o ya abiertos, elige mejor los sellados al vacío.
  • En caso de comprar vivos, checa que la concha se cierre al tacto.
  • Pulpo: debe tener la carne firme, fresca pero no pegajosa, y con ligero olor a pescado.