Awards food and travel
Lenovo¡Vota por tus favoritos!

Oscar 2018: vinos de película… y series de televisión

La cultura del vino es tan importante que se le han hecho películas, documentales, especiales, series e incluso programas de televisión que se han dedicado solo a este tema. Sin embargo, muchas veces estás frente a la pantalla, escuchas la mención de un vino en específico y solo te queda pensar que seguro será un etiqueta de precio exorbitante, y de la cual quedan un par de botellas.

Aprovechamos que hoy se celebra la 90 edición de los Premios Oscar, para darte algunas referencias emblemáticas y no te quedes con la duda sobre la presencia del vino en el séptimo arte, que tal vez no te ayuden a probar dichos vinos, pero seguro te ayudarán a tener un tema de conversación la próxima vez que estés hablando de vino, películas o series de televisión.

James Bond y Dom Pérignon

Normalmente cuando se menciona al agente 007, lo que todos pensamos primero es: “Martini, agitado no revuelto”, aunque varios mixólogos estarían en desacuerdo; quién sabe si dispuestos a recibir una bala por la corrección. Sin embargo, las referencias al vino abundan en las películas, sobre todo de cierta marca de champaña: Dom Pérginon.

En la película Dr. No, se puede ver a Bond tomando una botella para usarla como arma y a Dr. No decir: “Esa es una Dom Pérignon ’55, sería una pena que se rompa”, aunque nervioso Bond responde: “yo prefiero la ‘53”. Curiosamente en Thunderball se le puede ver disfrutando de Dom Pérginon Vintage ’55 y caviar beluga. La referencia regresa en Goldfinger cuando Bond dice: “Querida niña, hay cosas que simplemente no se hacen. Como beber Dom Pérignon ’53 arriba de los 3 grados centígrados. Es tan malo como escuchar los Beatles sin audífonos”.

A pesar de que ambos se consideran grandes Vintage, el chef de Cave de Dom Pérignon, Richard Geoffroy señala que la de 1955 es el arquetipo de lo que se considera un vintage clásico, posiblemente el mejor de toda la década de los 50. Si consigues una botella, es posible que el costo ronda los 24 mil pesos; claro, cualquier precio con tal de ser tan internacional como James Bond.

Antoine Ego y Château Cheval Blanc ‘47

Para los amantes de la comida y también de la animación, Ratatouille se ha convertido en un referente en muchos niveles. Y es que cómo no enamorarse de Remy que no quiere comer basura sino alta gastronomía francesa. Entre desgracia y fortuna se separa de su familia, cae en el restaurante de su ídolo, el chef Gusteau, y conoce a un chico que ve su potencial como cocinero.

Claro que Remy debe enfrentarse al archienemigo de su especie de mentor que también es su conciencia: Antoine Ego, el crítico gastronómico que le quitó su sitio a Gusteau, como el mejor restaurante al lugar tan amado por la rata cocinera. Remy insiste en crear un menú especial para el crítico, Antoine escoge un Château Cheval Blanc ’47. ¿No la has visto? Cuando Antoine prueba el ratatouille y se enfoca a él dentro del restaurante, del lado derecho de la mesa se puede ver bien la botella y su copa de vino. Siendo la gente de Pixar tan obsesionados como son, definitivamente si buscas una foto de la botella verás que concuerda con lo animado.

Scandal y su ficticio Châteaux Du Bolet ‘94

Si has visto la serie sabes bien que Olivia Pope limpia el nombre de políticos de Washington envueltos en los peores escándalos, incluido su amante: el presidente de los Estados Unidos de América. Otro de sus pasatiempos, además de mentirle al pueblo para que crean que sus políticos no son tan malos como realmente son, es el beber vino… curiosamente solo rojo y nunca vinos jóvenes sino añejados; supongo para darle carácter de mujer fuerte y poderosa que se puede comprar botellas carísimas.

Mucha gente la ve porque le gusta el drama y tomar vino; algunos otros la aman y odian porque les gusta el drama, sin embargo, las menciones del vino son un poco vagas y a veces falsas. Dentro de las citas más reales es cuando está compartiendo una botella con Cyrus Beene, su amigo y el jefe de estado mayor del presidente Fitz Grant, quien presenta el vino como un Châteauneuf-du-Pape, una Apelación de Origen Controlada de Francia.

Al parecer todo bien hasta ahí, desafortunadamente en el primer episodio de la cuarta temporada, se ve a Olivia recibiendo una caja de vino (extrañamente con solo cinco botellas) de un vino que ella señala como un sensacional Château du Billet de 1994 (quién sabe si así se escriba, al final de cuentas es falso), del cual sólo se embotellaron 100 y ella tiene 5. Esto hizo enojar a muchos amantes del vino por tanta incongruencia, pero al final de cuentas es televisión y probablemente no tienen un sommelier a quien preguntarle.

Stars Wars y el vino coreliano

Claro que si de vinos falsos se trata, pues qué mejor que aquellos que son de una galaxia muy muy lejana. Claro que intentaremos no ser demasiado «ñoños» y hacer referencias complicadas a este caso. Si han visto alguna de las ocho películas, nueve si cuando lees esta nota ya se estrenó el capítulo VII: Los últimos jedis, pues seguro han visto una copa de vino por ahí, sin embargo, nadie entra en muchos detalles.

Si no eres tan fanático debes saber que también existen una serie de cómics y libros que hablan a más profundidad sobre el universo creado por George Lucas (no, no fueron escritos por él). En algunos de ellos se hacen referencias mucho más complejas como de vino proveniente de Alderaan, antes de que Darth Vader lo hiciera explotar con la Estrella de la Muerte. La pregunta aquí sería: ¿se elaboran con uvas?, ¿frutas parecidas a uvas? o ¿a una galaxia muy muy lejana también llegaron uvas de la Tierra?

Bueno, pero no compliquemos el asunto más, en uno de los cómics, están Han Solo, Chewbacca y la princesa Leia escondidos; cuestión bastante común para todos. Entonces Han saca una botella de vino coreliano, del planeta Corellia, porque cuando manejas planetas y galaxias pues es difícil hablar de regiones, sub regiones, valles y châteaux. Pero regresando al punto, le ofrece una copa a Leia y esta tiene a bien lanzárselo en la cara al forajido pues así es su relación.

Menciones honorables

La verdad es que las referencias existen en las películas, series de televisión, libros e incluso animaciones, ya sean falsas, verdaderas o poco específicas; así que sería difícil citar todas, pero aquí un listado pequeño de las que no se explicaron a profundidad.

Nadie podría olvidar la escena en el Silencio de los inocentes cuando Hannibal Lecter bebe un chianti (referencia no muy concreta pues solo habla de la región italiana), claro mientras come el hígado de una persona. También están las botellas de Moët Chandon que se vacían con rapidez en las fiestas del Gran Gatsby. Si viste entre copas, seguro recuerdas el odio más allá de lo racional que tiene Miles contra el merlot. ¿Alguna otra que se te ocurra?