Miguel Carretero en México: una comida para recordar